Hace unos días os propusimos 4 ideas para fabricar un compostador de lombrices. Entonces, muchos de vosotros nos pedisteis una nueva versión del artículo, en este caso, de como fabricar un vermicompostador casero directamente sobre la tierra. Dicho y hecho… ¡Aqui lo teneis! 🙂

Las bondades de la lombriz en nuestros huertos son de sobra conocidas por agricultores y aficionados a la jardinería, pues estas se encargan de excavar galerías bajo las plantas, aireando y moviendo el terreno continuamente, como si de una maquinaria moderna de agricultura se tratara.

Pero nada más lejos de la realidad, pues la ayuda inestimable de estos pequeños anélidos en la agricultura, data de hace miles de años. 

Pero no solo son nuestros grandes aliados por perforar miles de galerías bajo nuestros huertos y jardines, pues algunas especies como la lombriz roja californiana, o eisenia foetida, son capaces además de transformar grandes cantidades de materia orgánica, en un fertilizante vivo y tremendamente efectivo, conocido como humus de lombriz.

En la “versión 2.0” de este artículo, os proponemos tres nuevas ideas para fabricar un vermicompostador directamente sobre el terreno.

Podréis ubicarlo junto a vuestra huerta o jardín para tener siempre disponible vermicompost, además, estaréis llevando a cabo una gran labor reciclaje de residuos orgánicos procedentes de vuestro propio hogar. 

También podreis compostar de manera más efectiva todas las hojas y restos de plantas procedentes del huerto, poda de setos y enredaderas de vuestro jardín.

Fabricación de vermicompostador con ladrillos

Podemos fabricar un compostador de lombrices de forma rápida y sencilla utilizando estos ladrillos.

ladrillos para fabricar un vermicompostador

Se les conoce como rasillones machihembrados, muy utilizados en el mundo de la construcción para cerramientos de tejados y cubiertas.

Su precio por unidad oscila entre los 80 ctm y 1 €, por lo que podéis construir vuestro propio vermicompostador casero por poco más de 4 €. 

Necesitaremos también 4 varillas de acero de unos 50 centímetros de longitud, aunque quedará mejor fijado si utilizamos 8 varillas.

material necesario para fabricar un vermicompostador

Estás varillas se venden junto con los rasillones en almacenes de construcción. Podéis pedirle al dependiente que os la corte en tramos de 50 cm, pues este tipo de varillas suelen tener una medida estándar de 6 metros de longitud.

Si no encontráis las varillas en vuestra zona, podéis utilizar también estacas de madera para fijar los ladrillos.

Una vez consigas los materiales, tan solo debes formar un marco cuadrado con ellos tal y como se muestra en la fotografía inferior.

construcción de un compostador de lombrices

“Podéis darle más altura utilizando unas varillas más largas y 8 rasillones en vez de 4, pues los machihembrados encajan perfectamente uno con otro, de hay su nombre”.

Una vez formado el marco, debéis clavar una varilla en el centro exterior de cada machihembrado para darle consistencia y que este no se mueva una vez comencemos a depositar en él los residuos orgánicos.

Si no quieres que parte de tus lombrices escapen del vermicompostador, utiliza una malla de geotextil como la de la imagen inferior para aislar el compost de la tierra.

malla geotextil para lombricultivo

“La malla geotextil mantendrá alejados a insectos indeseados”

Este tipo de tejido se vende en viveros, con el fin de evitar que las malas hierbas crezcan en los jardines decorativos. 

Deja pasar el agua y por lo tanto es transpirable, pero a la vez es muy resistente a las inclemencias, por lo que perdurará varios años sin romperse bajo tu compostador de lombrices.

Además, colocando una de estas mallas bajo el vermicompostador, evitaremos también la presencia de algunos insectos indeseados, pero no es 100 % obligatorio colocarla, por lo que esto ya lo dejamos a vuestra elección.

Aqui teneis el resultado final.

vermicompostador casero de ladrillo

Torre de lombrices utilizando un cubo de basura

Estas torres son utilizadas como atrayentes de lombrices en algunos huertos orgánicos. Son muy practicas y faciles de colocar.

Para fabricar la torre de lombrices, solo necesitamos un cubo de basura de plástico como este.

fabricar un vermicompostador con un cubo de basura

Podéis recortar el fondo del cubo ayudados de una sierra de calar, aunque si no disponéis de una, podéis realizar varias perforaciones con una taladradora o punzón grueso.

Más tarde, enterrar el cubo de 2 a 10 centímetros.

Esto es importante si vuestro propósito es el de atraer lombrices al compostador, pues al enterrarlo unos centimetros, estaremos propiciando que el alimento penetre más en el suelo, encontrándose más a su alcance.

agregando residuos orgánicos al compostador

Cuando vayan pasando las semanas, las lombrices acudirán a la torre de residuos orgánicos para alimentarse, y pronto tendréis un pequeño ejército de anélidos compostando alegremente.

Si queréis acelerar el proceso, podéis comprar un núcleo de lombriz roja californiana a través de la tienda online de Lombritec

Es importante que durante los meses de calor, la torre de lombrices se encuentre en una zona de sombra, pues de no ser así, las altas temperaturas podrían ser muy perjudiciales para su bienestar, llegando incluso a causarles la muerte.

Cofre compostador de lombrices para el jardín

Aquí tenéis la última de las ideas de este artículo; un cofre de jardín convertido en vermicompostador.

fabricar compostador casero con cofre de jardin

Ideal para zonas en las que necesitamos que además de útil, sea decorativo, o al menos, que no contraste mucho en nuestro jardín. 

Este tipo de cofres son utilizados a menudo para guardar todo tipo de herramientas y utiles de jardineria. Podéis encontrarlo en cualquier ferretería o gran almacén de bricolaje y jardinería.

El proceso para fabricarlo es el mismo que utilizamos con la torre de lombrices. 

Podéis cortar toda la base, o realizar un buen número de perforaciones en su base, ayudados de una taladradora o punzón grueso. De este modo estará en contacto directo con la tierra, que absorberá cualquier exceso de riego o lixiviados.

No olvidéis ubicarlo en una zona del jardín que se encuentre protegida del sol.

vermicompostera casera

Nos gusta mucho el aspecto de esta vermicompostera una vez ubicada en el exterior. Su diseño y color encaja perfectamente en cualquier jardín sin llamar demasiado la atención.

Prepara un buen lecho de comida para las lombrices

Una vez finalizada la fabricación de tu nueva vermicompostera, debés colocar sobre ella una capa de unos 10 centímetros de sustrato vegetal o estiércol animal ya madurado.

Sobre esta capa comenzaremos a añadir desechos orgánicos como: 

  • Peladuras de patata, zanahoria y frutas
  • Hojas de verduras desechadas
  • Frutas en mal estado
  • Posos de café
  • Servilletas y papel de cocina usado
  • Restos de pasta y arroz hervido
  • Cáscaras de huevo trituradas
  • Pan duro, restos de poda y hojas del jardín
  • Periódicos viejos y cartón
  • Etc.

Una vez dispuesto el lecho, comienza el turno de trabajo de nuestras lombrices, que se esforzarán en compostar toda la mezcla durante dia y noche.

Podéis agregar nuevos desechos al compostador cada vez que queráis, este se irá descomponiendo lentamente para formar el verdadero alimento de las lombrices, pues ellas realmente no comen nada, sino que absorben el alimento ya descompuesto, lo digieren y lo expulsan a través del tubo excretor en forma de humus de lombriz

Protege a las lombrices del calor

Durante los meses de verano, será necesario proteger a nuestras lombrices del calor.

Podéis cubrir el compostador con un cartón, cañizo, brezo o una malla de ocultación como la que se utiliza para forrar las vallas, aunque lo ideal sería que se encontrará en una zona totalmente sombría.

Recordar que el sustrato tiene que estar siempre húmedo, por lo que cubrir con uno de estos materiales el lecho de lombrices, no solo las protegerá del calor, sino también de la pérdida de humedad.

Otros consejos útiles

Si queréis conocer más profundamente el tipo de alimentación de la lombriz roja californiana, os recomendamos que leais esta completa guía sobre qué alimentos pueden, y cuáles no pueden comer. 

Si aún no estáis muy familiarizados con el mundo de las lombrices, en nuestro blog ponemos a vuestra disposición una guía completa sobre lombricultura y vermicompostaje.

En este enlace, podéis descubrir otras 4 formas de construir vuestro propio vermicompostador.

Comparte en tus redes sociales: