Ayudamos a no saturar los vertederos

El compostaje ayuda a mantener la materia vegetal lejos de los vertederos. El compostaje no sólo evita que los vertederos se llenen prematuramente, sino que también minimiza la contaminación que causan.

La materia vegetal no se descompone limpiamente cuando se elimina en los vertederos: Las capas de residuos en las que se entierra la materia vegetal crean un ambiente anaeróbico.

Este ambiente sin aire hace que el material vegetal produzca gas metano durante la descomposición. Este poderoso gas de efecto invernadero es 21 veces más fuerte que el dióxido de carbono.

Por consiguiente, el compostaje ayuda a minimizar la contribución de los vertederos al cambio climático.

Alimenta el suelo

El suelo, es como como un banco. Una persona que cultiva alimentos en la tierra sin devolverle los residuos vegetales y el estiércol, es como una persona que retira repetidamente dinero de una cuenta bancaria sin hacer nunca un depósito.

Si hacemos abono con los residuos de alimentos y luego devolvemos este abono a los campos y jardines, podemos devolver los nutrientes al banco de tierra que nos alimenta.

“Jared Eliot”

Mejora el suelo

El abono mejora el suelo de muchas maneras:

  • Ayuda a reducir la compactación de los suelos pesados.
  • Ayuda a los suelos arenosos a capturar y almacenar agua.
  • Cuando se mezcla con el suelo, el abono funciona como una esponja, manteniendo el agua donde las raíces más la necesitan, reduciendo la cantidad de riego que una planta necesita.
  • El compostaje añade nutrientes y promueve el crecimiento de microorganismos benéficos, insectos y lombrices de tierra.
  • También ayuda a reducir al mínimo la erosión del viento y el agua, manteniendo la humedad en el suelo y promoviendo el crecimiento saludable de las raíces.

En general, el abono contribuye de manera importante a la salud del suelo y aumenta las posibilidades de éxito de las plantas.

Minimiza la utilización de fertilizantes químicos

Esparcir abono en la tierra cultivable minimiza la necesidad de fertilizantes químicos.

El compost no sólo proporciona los nutrientes básicos que proporcionan los fertilizantes químicos – nitrógeno, potasio y fósforo – sino también una variedad de oligoelementos y otros nutrientes que no están disponibles en los fertilizantes químicos.

Al reducir el uso de fertilizantes químicos se reducen los problemas ambientales asociados, incluida la contaminación del agua.

El nitrógeno de estos fertilizantes provoca la proliferación de algas en los lagos y el mar, alterando radicalmente el ecosistema costero.

Los fertilizantes químicos también se filtran en las aguas subterráneas y contaminan los pozos de agua potable.

Comparte en tus redes sociales: