El cultivo hidropónico es un modo de cultivo en una solución de agua con una serie de nutrientes, sin la necesidad de suelo o tierra.

Las plantas son colocadas en unos agujeros practicados en los tubos del cultivo hidropónico, quedando las raíces de las mismas flotando sobre el circuito de agua y nutrientes.

Estos tubos están conectados entre sí y, a la vez conectan con una bomba de agua ubicada en un depósito dónde iremos añadiendo todos los nutrientes necesarios para el cultivo de nuestras hortalizas o, cualquier tipo de planta. 

El cultivo hidropónico minimiza los gastos frente al cultivo tradicional, pues reduce la aparición de plagas y minimiza la necesidad de utilizar fertilizantes de cualquier tipo.

Además el cultivo hidropónico acelera la producción de una forma asombrosa

Si no has utilizado nunca este tipo de cultivo, llamará tu atención la velocidad de crecimiento de las plantas en este medio. ¡Es realmente asombroso!

En el artículo de hoy nos centraremos principalmente en el cultivo hidropónico a base de humus de lombriz líquido.

El humus líquido es uno de los fertilizantes que mejor se diluye en el agua, propiciando una buena absorción de nutrientes para tus plantas, y minimizando cualquier problema obstrucción en tu sistema hidropónico. 

¿Que es el humus de lombriz?

El humus de lombriz es el resultado de la descomposición de la mezcla de materia orgánica producido por la lombriz.

La lombriz más utilizada para este tipo de práctica, es la lombriz roja californiana, ya que este ejemplar es capaz de producir dos veces su peso en humus día.

humus de lombriz

Además es una excelente reproductora, capaz de duplicar su población en tan solo unos días.

El resultado final de esta descomposición es quizá el fertilizante orgánico más poderoso disponible a día de hoy.

Durante el proceso de descomposición, la lombriz roja californiana añade nutrientes y bacterias beneficiosas para el suelo, o para el hidropónico en este caso.

Gracias a esto y al sistema de cultivo en el que las raíces flotan literalmente sobre la superficie del agua, las plantas tienen acceso directo a todos los nutrientes.

De esta manera, estarás reduciendo el tiempo de producción drásticamente, por lo que podrías finalizar un cultivo completo de lechuga o escarola en tan solo 25 o 30 días.

Además, utilizando el humus de lombriz en el sistema de cultivo hidropónico, conseguimos frutos y hortalizas con un sabor mucho más intenso qué utilizando fertilizantes convencionales para hidropónico.

Esto es debido a que el humus de lombriz contiene minerales y oligoelementos que propician un sabor excepcional en cualquier tipo de cultivo. 

Como construir un sistema hidropónico

Este sistema de cultivo, aunque parece algo salido directamente de los laboratorios de la NASA (realmente es así), es mucho más sencillo y rudimentario de lo que podría parecer en un principio.

Simplemente necesitamos unos tubos pvc de al menos 90 mm de diámetro de los que se utilizan en el saneamiento de las viviendas, el «tubo de plástico gris» de toda la vida.

sistema de cultivo hidroponico

Puedes encontrarlo en cualquier almacén de materiales de construcción de tu localidad a un precio muy asequible.

También los encontrarás en grandes almacenes de bricolaje, como Leroy Merlin o Brico Depot.

Ahora solo tienes qué conectar todos los tubos que quieras o necesites entre sí, a modo de circuito cerrado qué desaguara nuevamente en el depósito de agua.

Con una broca de corona, realizaremos los agujeros para las macetas en el tubo de PVC con facilidad.

Haremos los agujeros unos milímetros más pequeños que el diámetro de la maceta para que éstas se sostengan en el, sin introducirse del todo.

Podemos hacer tantos agujeros como deseemos, aunque es conveniente que guarden cierta distancia entre ellos para que las raíces tengan un espacio mínimo para crecer sin problema.

Una bomba de agua como esta se encarga de hacer fluir la mezcla de agua y nutrientes desde el depósito hasta el comienzo del primer tubo.

cultivos con humus de lombriz

Desde ahí, el agua fluye a modo de río regando las raíces de todo nuestro cultivo hasta llegar de nuevo al depósito.

Una vez en el depósito, recirculara nuevamente una y otra vez a través de los tubos de nuestro cultivo hidropónico.

Condiciones ideales en el cultivo hidropónico con humus de lombriz

Como cualquier método de cultivo, el cultivo hidropónico también tiene sus condiciones ideales.

El agua debería estar siempre oxigenada.

Esto lo podemos conseguir muy fácilmente dejando cierta altura desde el tubo de desagüe hasta el depósito, para que el agua caiga a modo de cascada desde cierta altura, oxigenando toda la mezcla de agua y nutrientes.

Otra opción para conseguir la oxigenación de la mezcla, sería la de introducir una piedra de burbujas de las que se utilizan para los acuarios.

Esta piedra es perfecta para mantener perfectamente oxigenada la mezcla.

Si te encuentras en una zona con clima cálido, debes prestar más atención a la oxigenación de la solución de agua y nutrientes.

cultivar en hidroponia

Ten en cuenta que a mayor temperatura del agua, menor es la cantidad de oxígeno qué podemos encontrar en ella y viceversa.

Te recomendamos encarecidamente introducir un buen aireador de burbujas como este en el depósito de nutrientes, si el cultivo va a estar ubicado en un clima cálido. 

La temperatura también es importante en un cultivo hidropónico, pues a mayor temperatura mayor facilidad tendrán nuestras plantas de absorber y asimilar todos los nutrientes del humus líquido de lombriz.

Si vives en un clima frío, te recomendamos que utilices un calentador de acuario como este para mantener la mezcla a un mínimo de 20 a 25 ºC.

La temperatura del agua no debería aumentar nunca por encima de los 25 ºC, ni tampoco debería descender por debajo de los 10 ºC.

Has de tener en cuenta, que por debajo de esa temperatura, nuestras plantas no absorberán los nutrientes correctamente y, podrían enfermar o morir.

Dosis de humus líquido recomendada

La dosis media (la que a nosotros nos funcionó), estaría entre los 10 y 15 cl de lixiviados, por cada litro de agua, una vez por semana.

Dependerá en gran medida de los requerimientos nutritivos de tu cultivo.

No será igual un cultivo de tomates o pepinos, que uno de lechuga o repollo, pero una buena aproximación sería esa.

Debes agregar los lixiviados directamente en el depósito de nutrientes, a través de un tamiz o colador, para evitar la obstrucción de la bomba de agua y los conductos del sistema hidropónico.

No utilices filtros de café ni similar, ya que no dejará pasar la totalidad del compuesto, por lo que estarás desperdiciando gran parte de los nutrientes.

Un colador de cocina como el de la imagen inferior, sería perfecto para este fin.

como colar los lixiviados del humus de lombriz

No debes preocuparte si todavía no controlas bien el sistema de cultivo hidropónico, será cuestión de varias pruebas/error, pero al final, darás con la dosis más apropiada para cada tipo de cultivo.

Una de las mayores ventajas de utilizar humus de lombriz liquido en el cultivo hidropónico, es que no debéis tener miedo de una sobre aplicación.

Lo ideal es encontrar la dosis justa para cada tipo de cultivo, pero si por algún motivo, te pasas agregando lixiviados en el depósito de nutrientes, esto no tendrá consecuencias negativas para tu cultivo.

Aeropónico – La alternativa al cultivo hidropónico

A día de hoy, la hidroponía está ampliamente extendida en el mundo de la agricultura.

Si no queremos construir nosotros mismos un sistema de cultivo hidropónico, encontraremos sistemas comercializados muy efectivos como este, listos para cultivar cualquier planta u hortaliza reduciendo al máximo sus ciclos de crecimiento y floración.

En realidad, se trata de un sistema de cultivo aeropónico profesional.

La mayor diferencia la encontramos, en que las raíces se descuelgan en el aire, en vez de estar flotando sobre el agua como en el cultivo hidropónico.

Estas, son rociadas por potentes pulverizadores, consiguiendo un mezcla óptima de oxígeno, agua y nutrientes.

cultivo hidroponico

Este tipo de cultivo también es ideal para cultivar con humus de lombriz líquido, de hecho, no se nos ocurre un medio de cultivo más completo, que una mezcla rica en oxígeno, nutrientes y microorganismos provenientes del humus de lombriz y agua.

Resumiendo…

Como puedes ver, construir un sistema hidropónico para nuestras plantas y hortalizas es una tarea muy sencilla.

Solo necesitaremos unos tubos, una bomba de agua, un aireador y, por supuesto, humus líquido de lombriz para nutrir nuestra mezcla.

Si nunca has probado este método de cultivo, te animamos a qué al menos lo pruebes a modo de experimento, es una experiencia de cultivo muy emocionante y satisfactoria.

El cultivo sobre el suelo siempre estará ahí, es el método mas antiguo y tradicional, eso es indiscutible.

Pero ahora, ya conoces otros dos métodos menos ortodoxos, pero altamente efectivos.

Por otro lado, debes saber que son totalmente compatibles, ¡además de recomendables! para el cultivo con humus de lombriz liquido.

Comparte en tus redes sociales: