Diariamente nos preguntáis sobre la fórmula mágica para que las lombrices se reproduzcan más y más rápidamente, pues bien, como ya hemos comentado en otras ocasiones, no existe tal fórmula mágica.

Dicho lo cual, sí que podemos mantener a raya ciertos parámetros para que las lombrices se reproduzcan en su máximo potencial, además podemos utilizar algunos pequeños trucos de los que hablaremos a continuación.

Estos consejos te ayudarán a crear un clima perfecto para que nuestras lombrices tengan todo a favor para procrear sin descanso durante todo el año, vamos allá…

 

Cómo ya comentábamos en uno de nuestros últimos vídeos publicados, hay ciertos parámetros a cumplir importantísimos a la hora de allanar les el terreno a nuestras lombrices para que se sientan cómodas y no tengan más preocupaciones que lave reproducirse para aumentar su población, a continuación enumeramos algunos de ellos: 

Humedad optima en el vermicompostador

 

Un nivel de humedad óptimo mantenido entre un 80 y un 90%, no solo es recomendable, sino que es totalmente necesario si lo que queremos es que nuestras lombrices encuentren un hábitat ideal en el que sientan la necesidad de reproducirse más y más rápido.

Si no tenemos un aparato medidor de humedad (termohigrometro), será suficiente con tomar un puñado de sustrato y apretarle fuertemente entre nuestros dedos.

Para estar seguros de que estamos en un rango de humedad óptimo, deben escurrir algunas pequeñas gotas al apretar con fuerza al sustrato, no muchas, dos o tres gotas sería lo aconsejable, si chorrea 5 gotas o más, estaríamos hablando de una humedad excesiva, si no escurre ninguna gota, estaríamos estar hablando de una falta clara de humedad.

 

Este es uno de los parámetros qué más puede ayudarnos para conseguir una reproducción rápida y abundante, por lo que debéis prestarle mucha atención.

 

Alimenta a tus lombrices con alimentos frescos

 

Así es, este es uno de nuestros «trucos» preferidos a la hora de buscar una reproduccion optima en nuestros compostadores de lombrices.

Este truco es muy sencillo y a la vez bastante efectivo. Parte de la idea de que a mayor concentración de lombrices mayor será su reproducción, siempre y cuando tengan espacio suficiente para seguir aumentando su población.

Consiste en utilizar una pieza de fruta grande que se nos haya echado a perder y ya no sea apta para el consumo,  como por ejemplo un melón, una sandía o una calabaza. 

Lo cortaremos en dos mitades iguales y colocaremos la parte carnosa sobre el sustrato.

 

  

En unos pocos días tendremos una enorme concentración de lombrices bajo la fruta,  esto es así por qué las lombrices se vuelven locas con los azúcares y humedad constante que les ofrece este tipo de frutas, encontrando bajo la misma un clímax idóneo para reproducirse.

En solo una semana tendréis cientos de lombrices bajo la pieza de fruta reproduciéndose sin parar.

Podéis levantar la fruta para comprobarlo, pero es recomendable no molestar a las lombrices durante las próximas semanas para que el ciclo de reproducción se complete correctamente, esto sucederá tras dos meses aproximadamente.

 

Espacio suficiente para que la familia crezca

 

Puede parecer lógico, pero algunos lombricultores lo pasan por alto. 

Si disponemos de un vermicompostador muy pequeño, las lombrices regularán la población al mínimo posible, dejando incluso de reproducirse tras entender que existe una superpoblación dentro del compostador. 

Este tipo de comportamientos las asegura alimento suficiente para todas.

Si queréis que el espacio no suponga un problema, aplicar este consejo; cuando vuestro compostador de lombrices tenga una alta densidad de lombriz (vemos muchas lombrices al remover), recogeremos la mitad de las lombrices y las pasaremos a otro compostador de igual o mayor tamaño, esto propiciará que no estarás lombrices aceleren de nuevo su reproducción, consiguiendo duplicar su número en unos pocos meses.

 

 

Si no queréis tener dos compostadores, será suficiente con aumentar el tamaño del compostador principal para que las lombrices se reproduzcan más y más deprisa.

Nota*: Si las lombrices ven limitado su espacio en el compostador, de nada servirá llevar a cabo los demás consejos, las lombrices dejarán de reproducirse para asegurarse el alimento y el espacio suficiente para poder alcanzar un tamaño adecuado.

 

Temperatura

 

Bien es sabido que las lombrices alcanzan su mayor actividad en rangos de temperatura entre los 15 y 25ºC.

Una temperatura superior o inferior aletargara a las lombrices, o al menos para que produzcan menos hummus y a la vez se reproduzcan más despacio.

Esto es así por qué las lombrices saben perfectamente las épocas en las que tendrán escasez de alimentos o humedad, como el invierno o el verano,  reduciendo notablemente su reproducción durante estas épocas para asegurar su supervivencia.

 

  

Resumiendo…

 

Si tenéis en cuenta los anteriores consejos, gozaréis de un compostador rebosante de lombrices y esto se traducirá en una mayor producción de humus de mejor calidad.

Además, siempre tendréis un excedente de lombrices para regalar a vuestros amigos o vecinos y que estos también puedan explorar el maravilloso mundo del compostaje con lombrices.

 

 

 

 

 

 

Comparte en tus redes sociales: