¿Qué es más peligroso para un compostador de lombrices, estar excesivamente húmedo o demasiado seco?

Pues bien, un vermicompostador puede ser capaz de recuperarse de estas dos situaciones, pero ambos extremos son altamente perjudiciales para la salud de tus lombrices, pudiendo llegar incluso a poner en peligro su vida.

Es recomendable monitorear la humedad de tu vermicompostador

Se tarda menos de 5 segundos en comprobar el nivel de humedad en el lecho de lombrices. Olvidarnos de este pequeño gran detalle puede llevarnos directamente al desastre. Meses de trabajo reducidos a nada en un solo día.

Por eso en este nuevo articulo queremos centrarnos en la importancia de controlar la humedad de vuestro vermicompostador y lo que puede llegar a ocurrir si no lo hacéis. Cuando termines de leer estas líneas, tendrás mas claro el como controlar la humedad en tu compostador de lombrices correctamente, aumentando con ello la producción de humus y reproducción de tus lombrices.

Problemas de humedad mas comunes a los que se enfrenta un lombricultor principiante

Dedicar unos pocos segundos al día para comprobar un simple medidor de humedad es todo lo que necesitas para estar seguro de que tu compostador de lombrices se encuentra en un rango apropiado. Con una humedad cercana al 80%, tus lombrices rojas se encuentran en una «zona segura». Superar la barrera del 80% de humedad puede traernos igualmente muchos problemas, como veremos más adelante.

En la primera mitad de este articulo nos centraremos precisamente en el efecto contrario. ¿Qué pasa cuando humedad cae por debajo del 80%? De igual manera, estaríamos entrando en una zona muy peligrosa, pero su efecto devastador puede ser incluso más rápido y dañino.

Un compostador de lombrices seco conduce a…

1) La muerte de los microorganismos beneficiosos que habitan en el


Como la mayoría de los seres vivos, muchas de las bacterias aeróbicas que viven en un vermicompostador necesitan de cierta humedad para sobrevivir. Cuando un compostador de lombrices se seca, los valiosos organismos microscópicos que habitan en su interior se deshidratan. Luego inevitablemente mueren.

Estos microrganismos beneficiosos son la razón principal por la que un lombricultor comienza en el fascinante mundo del compostaje con lombrices. Es en el «material natural vivo» donde se multiplican esos microbios que hacen del humus un abono orgánico muy superior al resto. ¡Esas bacterias son realmente importantes para obtener un producto final de calidad!

2) La paralización parcial o total de la descomposición de la materia orgánica

¿Te has preguntado por que es indispensable que nuestro compostador contenga millones de bacterias y microrganismos beneficiosos?

Si no contáramos con un buen ejercito de organismos vivos que nos ayudaran a degradar la materia orgánica depositada en el vermicompostador, las lombrices no podrían comer muchos de los alimentos que a diario las ofrecemos. La Eisenia foetida es un anélido que sólo puede absorber comida. No puede morder ni masticar.

Como no tienen dientes para masticar, las lombrices dependen de sus socios bacterianos para descomponer y convertir los restos orgánicos en un alimento apto para ellas. Aquí es donde entra en juego la descomposición microbiana. Una vez que estos microorganismos y bacterias hacen bien su trabajo, las lombrices absorben tanto las bacterias como los nutrientes presentes en el compost hacia su interior, añadiendo a esta mezcla unas encimas altamente nutritivas, presentes en el aparato digestivo de la lombriz.

Sin embargo, en un vermicompostador seco, todo este proceso se detiene. Las frutas y verduras se secan en lugar de descomponerse y el proceso de compostaje se detiene. Lo mismo pasa con el estiércol, hojas, paja o cualquier otro material orgánico.

3) La materia orgánica se convertirá en una fuente de alimento no apto para las lombrices

La comida se vuelve más escasa cuando la humedad cae por debajo del nivel recomendado y ya no sirve como fuente de alimento para las lombrices. Lo que un día fue un buffet libre para ellas, ahora es un montón de materia seca, insípida y sin ningún valor nutricional.

Los compostadores tienden a secarse de arriba a abajo y de afuera hacia adentro. Esto reduce y acota el alimento, obligando a las lombrices a consumir de nuevo la materia ya compostada ahora convertida en humus. Esto reducirá drásticamente la densidad de lombrices y su tamaño.

4) Las lombrices se asfixiaran

Las lombrices viven naturalmente donde la materia orgánica es más húmeda. Esta humedad ayuda a mantener la «capa de moco» que protege su piel.

Es esta fina barrera de humedad la que sirve a las lombrices como «pulmón», por así decirlo. Las lombrices poseen respiración cutánea. Respiran a través de su piel, absorbiendo oxígeno y liberando dióxido de carbono a través de ella, y para conseguir esto es totalmente necesario que su piel se encuentre húmeda.

Si no llevamos un buen control de humedad, la comida de las lombrices puede secarse muy rápidamente. Cuando esto sucede, la capa mucosa que cubre y protege a las lombrices desaparece y la respiración se hace imposible. Entonces las lombrices mueren por asfixia o deshidratación.

5) Las lombrices perderán toda su humedad en el compost

Cuando las húmedas lombrices se deslizan a través de la materia orgánica, van perdiendo rápidamente su viscosidad y humedad. Esta materia orgánica seca va causando pequeñas grietas en su delicada piel, que provocan un secado aún más rápido.

Las lombrices retienen y comparten su humedad

Las lombrices son unas criaturas muy solidarias con sus semejantes. Cuando la humedad escasea, la colonia de lombrices se agrupa formando una especie de ovillo viscoso. Esto las ayuda a sobrevivir ante condiciones extremas de humedad.

6) Ante la falta de humedad las lombrices tenderán a huir

No siempre tenderán a formar esos ovillos a la espera de una humedad idónea para ellas, en muchos casos trataran de escapar del compostador en busca de unas condiciones de vida menos hostiles.

¿Pero hasta dónde pueden penetrar las lombrices deshidratadas en territorio desconocido? Fuera de los límites del vermicompostador, la humedad es generalmente mucho menor de lo necesario. En un suelo áspero y seco, no pasara mucho tiempo hasta que la capa de moco que protege su delicada piel se seque por completo y las lombrices mueran.

7) La población se estancara inevitablemente

Cuando las lombrices están estresadas y necesitan moverse, la reproducción y reproducción se ralentiza. Su instinto las indica que estas condiciones de sequia son insostenibles para las nuevas lombrices aun inmaduras. Su apareamiento sólo se reanudará cuando las condiciones de vida dentro del compostador vuelvan a ser ideales.

¿Qué se considera demasiado seco…?

¿Es posible conocer la humedad del compostador sólo con observarlo? Tal vez. Pero este método puede ser muy arriesgado.

Las lombrices utilizadas en el compostaje requieren de un ambiente constantemente húmedo cercano a un 90% de humedad. Pueden tolerar rangos de humedad más bajos, pero se ha comprobado que lo ideal es que la humedad no caiga nunca por debajo del 80%.

Un truco practico para conocer la humedad del sustrato, es coger un puñado y apretarlo entre tus dedos. Si se deshace cuando abres la mano, puedes estar seguro de que está demasiado seco.

Usar un medidor de humedad es el método mas fiable y barato a largo plazo

El nivel de humedad puede cambiar de un día a otro o incluso de una hora a otra, dependiendo de de las características de tu compostador de lombrices. No te arriesgues a dejar este factor en manos de la suerte.

Por menos de 9€ podemos conseguir un dispositivo de medición lo suficientemente fiable. El aparato medidor que os proponemos a continuación se alimenta de las enzimas del suelo para producir energía. ¡No necesita pilas! Y además de medir la humedad mide también el pH con una precisión muy aceptable.

medidor ph humedad compostador lombrices vermicompostador

Se trata de un aparato muy fácil de usar. Dispone de un rango de colores del 1 al 10 y una sonda que reacciona en el momento en que toca el suelo. Una vez lo «clavas» en el sustrato, la aguja señala la zona de humedad en la que se encuentra con gran precisión. De igual manera puedes medir su pH y hasta el nivel de luz (aunque este ultimo dato no sea tan relevante para nosotros).

¿Qué ocurre cuando el nivel de humedad del vermicompostador es demasiado elevado?

Si le preguntas a cualquier aficionado al compostaje con lombrices, seguramente dirán que este método de compostaje es realmente sencillo. Pero a pesar de su incuestionable simplicidad, existen diversas formas de tirar todo el trabajo por la borda.

Suelen ser detalles tontos. Ya sabes, olvidarte de alimentarlas, dejarlas al sol, y otra muy común; olvidarte de controlar la humedad en tu compostador de lombrices

Puede tratarse de la tarea más fácil del mundo, pero si olvidas controlar la humedad, seguramente fracasaras en tu proyecto. Por eso no nos cansaremos de recordarte la importancia de controlar la humedad de tu vermicompostador, y lo que pasara si no lo haces.

¿Por que es tan importante no pasarse con la humedad?

Como ya hemos comentado, las lombrices respiran oxígeno como nosotros. Sin embargo, a diferencia de los pulmones inflables de los que disponemos los humanos, las lombrices rojas respiran a través de su piel.

La prueba de que un rango de humedad excesivo es altamente perjudicial para las lombrices, la tenéis en esos días de lluvia intensa en los que nos encontramos con cientos de ellas vagando por la calle a su suerte. Todas esas lombrices que salen a la superficie después de una copiosa lluvia solo están tratando de escapar, en un intento desesperado de no morir ahogadas.

Ante un exceso de agua, las lombrices se ahogan por falta de oxígeno. En cambio, ante la falta de humedad, esa capa de moco viscoso que las ayuda a respirar se seca. En cualquiera de los dos casos, la falta de oxígeno provocara la muerte de la lombriz. En otras palabras, la vida y la muerte de una lombriz dependen de un control adecuado de la humedad en su hábitat.

¿Qué se considera demasiada humedad?


La respuesta a esta pregunta depende de muchos factores:

  • La temperatura del aire
  • El movimiento del aire
  • La lluvia
  • La cantidad de humedad en la comida de las lombrices
  • La calidad del material del lecho

Pero aunque a priori controlar tantos parámetros parezca una tarea bastante abrumadora, con una simple sonda de humedad estarás seguro de tener todos estos datos bajo control de un solo vistazo. En cambio, si no contamos con una medición precisa y fiable, la humedad en el compostador de lombrices puede subir a niveles muy peligrosos para ellas.

Los peligros de un hábitat demasiado húmedo

Si revisas tu compostador de lombrices con suficiente regularidad, no te será muy complicado advertir que algo no va bien.

El agua que no drena se convierte en lodo estancado y, en ese momento, comienzan los problemas.

1) Las bacterias aeróbicas mueren, y las anaeróbicas se multiplican

La mayoría de las bacterias benéficiosas de la lombriz necesitan oxígeno (aeróbicas). Estos microbios son clave en la descomposición de la materia orgánica del vermicompostador. Cuando ese oxígeno es reemplazado por un exceso de humedad, estas bacterias mueren. Llegados a este punto, las bacterias anaeróbicas comienzan a prevalecer, produciendo olores desagradables a cambio de no aportar absolutamente nada al proceso.

2) La descomposición se convierte en fermentación

En lugar producirse una descomposición en la que los microbios absorben el oxígeno y liberan dióxido de carbono, se produce una fermentación. La fermentación es causada por los microbios en un ambiente carente de oxígeno (anaeróbico). Este proceso tan desagradable da lugar a una liberación de metano, ácidos orgánicos, sulfuro de hidrógeno y otras toxinas.

A medida que las bacterias anaeróbicas continúan descomponiendo los restos orgánicos en el compostador de lombrices, el olor pútrido de la descomposición se vuelve bastante intenso. Sin ventilación, estos gases se acumulan, reemplazando el oxígeno y creando un medio inhabitable para nuestras lombrices.

3) Las lombrices trataran de escapar

Las lombrices rojas están preparadas para reaccionar a su entorno de forma que puedan asegurar su supervivencia y constante reproducción. Eso significa que si su hábitat está demasiado húmedo, intentarán escapar en busca de un medio menos hostil… si es que pueden.

¿Cómo puedes enfrentar este problema antes de que aparezca?

Un vermicompostador con un nivel de humedad entorno al 80 – 90% será un medio de vida ideal para las lombrices. Por encima de este nivel tus lombrices y tu compostador experimentara los problemas que ya hemos comentado anteriormente . Que la humedad caiga por debajo de ese nivel será tanto o mas perjudicial, tal y como también te hemos explicado mas arriba.

Afortunadamente, es relativamente fácil mantener un nivel optimo de humedad en un vermicompostador. La receta es muy sencilla; un correcto drenaje, una buena circulación de aire y una buena atención a nivel general por tu parte.

Los agujeros de drenaje puedes hacerlos tú mismo perforando la base del vermicompostador (si es que no dispone ya de ellos). Los lixiviados se filtraran a través de las diferentes capas de compost y serán drenados por estos agujeros.

A medida que el aire caliente y húmedo circula por el compostador, los puntos secos y húmedos se equilibraran entre ellos, por lo que tus lombrices se mantendrán bien húmedas, pero en ningún caso se ahogaran.

Resumiendo…

Ahora ya conoces los riesgos que acarrea un compostador de lombrices con un nivel de humedad demasiado bajo o demasiado alto. Te hemos propuesto diferentes opciones para que esto no te suceda a ti y así, tus lombrices sigan produciendo vermicompost a diario en un ambiente apropiado para ellas. Ahora esta en tu mano mantener una humedad optima que no cabe duda, beneficiara a todo el proceso de vermicompostaje.

Comparte en tus redes sociales: