Hoy vamos a hablar de la técnica de pre-compostar para luego vermicompostar. ¿Realmente merece la pena?

Algunos de vosotros nos habéis preguntado si seria bueno poner toda la “comida” en un compostador durante un tiempo (una semana o dos) y luego alimentar con el compost resultante a vuestras lombrices rojas.

Hay quien cree que de esta manera seria mas fácil controlar la calidad y la cantidad de los alimentos, pero realmente… ¿cuál serían las ventajas y/o desventajas de este método?

Pre-compostar los residuos en principio tiene bastante sentido. Esta técnica consiste en hacer un compostaje de los restos de alimentos durante un corto período de tiempo (“pre-compostaje”) antes de alimentar a las lombrices.

En principio podría parecer una técnica ideal, pero por supuesto también tiene algunas desventajas.

Te exponemos a continuación un listado de los pros y los contras que encontramos en pre-compostar lo restos orgánicos antes de ofrecérselos como alimento a nuestras lombrices:

Ventajas del pre-compostaje

  • Rompe parcialmente los materiales, por lo que la vermicompostacion es más rápida.
  • Colonización microbiana de los desechos. Esto puede traducirse en mas comida para las lombrices (y menos tiempo antes de que las lombrices empiecen a procesarla).
  • Permite tratar el exceso de desechos y controlar la cantidad que se le ofrece a las lombrices.
  • Ayuda a evitar el sobrecalentamiento en el sistema de vermicompostaje.
  • Puede matar las semillas de malas hierbas y los patógenos (cuando estén presentes en los restos orgánicos) si se compostan volúmenes suficientemente grandes.
  • Te permite crear la mezcla “perfecta” de comida para lombrices antes de que vaya al parar al compostador de lombrices.

Desventajas del precompostaje

  • Requiere que tengas un patio y espacio para el compostaje.
  • Puede conducir a infestaciones de plagas exteriores (moscas domésticas, moscas de la fruta, etc., etc.) en tu “pre-compostador” si no se genera suficiente calor durante la etapa de compostaje.
  • Si no se manipulan adecuadamente, los materiales pueden volverse anaeróbicos y ser poco apetecibles para tus lombrices.
  • Requiere de un esfuerzo extra.

Resumiendo…

Como puedes ver, si tienes el espacio y estás dispuesto a hacer el esfuerzo necesario para compostar los materiales adecuadamente, el pre-compostaje puede ser buena técnica para el procesamiento y posterior alimentación de tus lombrices.

Comparte en tus redes sociales: